IDL Febrero 2016

La demanda de trabajadores en la provincia del Chaco a través del Índice de Demanda Laboral (IDL) elaborado por la Unidad Técnica del CONES presentó en la medición de enero una disminución en la variación mensual en la serie desestacionalizada de 2,76%.

En términos interanuales, enero de 2016 respecto de enero de 2015 exhibe un aumento de 34,51%.

 

Actividad, empleo y desempleo

II trimestre 2015 Gran Resistencia- EPH INDEC

No se registró desempleo para el conglomerado.

La tasa actividad y la tasa de empleo para el Gran Resistencia en dicho periodo fue 31,14%.

 

 

Sección I: Índice de Demanda Laboral

 Febrero de 2016

 INTRODUCCIÓN:

EL Índice de Demanda Laboral (IDL) del Chaco es un indicador mensual que compara la cantidad de avisos nuevos[1] publicitados (en el medio gráfico de mayor circulación de la provincia del Chaco) solicitando trabajadores por parte de empresas como así también de otros actores económicos (familias, universidades, etc.) en un periodo de tiempo de un mes, con la respectiva cantidad de solicitudes de un mes que se toma como base, en este caso mayo de 2007. 

  • En febrero de 2016[2], la demanda de trabajadores en la provincia canalizada a través del medio gráfico se situó en 108,8 puntos. 

-          El índice presenta una disminución del 2,76% con respecto al mes anterior, luego de transitar once meses consecutivos de crecimiento positivo. 

-          En términos interanuales, un aumento de 34,51% con respecto a igual mes del año pasado (2015). Esto consolida la mejoría observada en terreno positivo desde marzo 2015. 

-          El indicador se vuelve a ubica levemente por debajo del promedio histórico.

 

SECTORES DEMANDANTES: 

  • Los sectores que presentaron un incremento con respecto al mismo mes del año anterior fueron “actividades inmobiliarias, empresariales e intermediación financiera”, “comercio, reparaciones, transporte, telecomunicaciones y gastronomía”. En tanto, se registraron bajas en las categorías de “enseñanza, servicios sociales y de salud, administración pública y defensa”, “construcción”, “servicios personales y domésticos”, “industria manufacturera” y “agropecuarias, forestales y otros”. 

El cuadro que se presenta a continuación, detalla la ponderación de cada uno de estos en el IDL, lo que permite advertir que variaciones de algunos sectores impactarán en mayor y otros en menor grado sobre la medición del IDL. Para el mes actual, se desprende que: 

  • El sector “comercio, reparaciones, transporte, telecomunicaciones y gastronomía” es el que publica mayor cantidad de avisos en el medio gráfico, seguido por “servicios personales”, “enseñanza, servicios sociales y de salud, administración pública y defensa” y “construcción”.
  • Los sectores de “agricultura, ganadería, minería”, “industria manufacturera” y “actividades inmobiliarias, empresariales e intermediación financiera”, son los de menor representación, sin embargo los niveles de demanda respecto al promedio de los últimos 12 meses se han reducido, excepto “actividades inmobiliarias, empresariales e intermediación financiera” que incrementó su participación en 0.4 puntos porcentuales.
  • Los sectores de “agricultura, ganadería, minería”, “industria manufacturera”, “enseñanza, servicios sociales y de salud, administración pública y defensa” y “construcción”, para el mes de referencia mostraron una disminución de sus participaciones con respecto a los últimos doce meses atrás.
  • Mientras que los sectores “comercio, reparaciones, transporte, telecomunicaciones y gastronomía”, “actividades inmobiliarias, empresariales e intermediación financiera” y “servicios personales” ganaron participación respecto a la evolución del promedio de los últimos doce meses.

ACTIVIDADES DEMANDADAS:         

Del análisis de las actividades demandadas, esto es, los trabajos de las empresas incluidas en los sectores económicos anteriormente mencionados necesitan que los trabajadores realicen, se observó para el mes actual:

  • Aumento interanual en la categoría “servicios varios” y “producción industrial, artesanal y reparación”.
  • Mientras que los sectores “servicios sociales básicos”, “administrativo, contable y jurídico-legal”, “construcción y actividades extractivas” y “comercio, transporte y telecomunicaciones”, presentaron una menor demanda comparado con febrero 2015. 
  • En cuanto a la participación de las mismas dentro del IDL, en el mes analizado se observó que las demandas de trabajadores para las áreas de “administrativo, contable y jurídico-legal”, “producción industrial, artesanal y reparación” y “agropecuarias, forestales, caza y pesca” disminuyeron su peso en el indicador, comparado con su evolución de los últimos 12 meses.



NIVELES EDUCATIVOS/COMPETENCIAS DEMANDADOS/AS: 

En cuanto a la educación formal requerida de las solicitudes de demanda de personal se obtuvo: 

  • El 9,1% de los casos se requiere formación universitaria, un 1,1% se orienta a trabajadores con nivel terciario/técnico y un 7,5% con estudios secundarios. En tanto el 74,3% restante de las solicitudes no específica requerimiento de educación formal. 
Otras de las características observadas en las demandas laborales:
  • Respecto al sexo, el 22,3% de los avisos están destinados a hombres y 17,4% a mujeres, mientras que el porcentaje restante no especifica un requerimiento en este sentido.
  • Del total de solicitudes, el 40,4% exige experiencia laboral previa, el 10,9% conocimientos relativos a informática, el 17,7% conocimiento de oficios (tales como albañilería, herrería, plomería, carnicería, panadería, carpintería, etc.) y conocimientos de idiomas un 0.8%.  


[1] Se considera nuevos con respecto al mes anterior. Para mayor información ver ANEXO: Resumen conceptual y metodológico.

[2] Considerando la serie desestacionalizada. A partir del mes de enero/15, esta serie ha sido ajustada; eliminando los “outliers” a efectos de garantizar la calidad y el rigor técnico del índice calculado. Los outliers son observaciones atípicas que se presentan en la recopilación de datos provocando distorsiones en la serie del indicador.


Sección II: Encuesta Permanente de Hogares. Gran Resistencia –EPH-

segundo Trimestre de 2015 

 A continuación se estiman los indicadores del mercado laboral en base a los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares – EPH INDEC[1]- para el Gran Resistencia, cabe resaltar que sólo es una estimación muestral y no poblacional. 

oPara el II trimestre del 2015 no se registró desempleo para el conglomerado de Gran Resistencia, sin embargo, a nivel país el desempleo fue de 5,61% y región NEA 1,85%.

oSin embargo, las tasas de actividad[2] presentaron una leve disminución comparado con igual periodo del año 2014: 

-     Para Gran Resistencia, el II trimestre del 2015 fue de 31,14%, mientras que en el II trimestre de 2014 fue de 31,42%. 

-     A nivel regional NEA, el II trimestre del 2015 fue de 35,95%, en tanto, el II trimestre de 2014 fue de 36,73%. 

-     Y en promedio a nivel país para el II trimestre del 2015 fue de 43,11%, mientras que el II trimestre de 2014 fue de 43,59%. 

oEn lo que refiere a la tasa de empleo[3] registrada para el II trimestre de 2015: 

-          Para el Gran Resistencia fue de 31,14%, mientras que en el II trimestre de 2014 fue de 31,28%, esto representa una disminución de 0,45%. 

-          La región NEA presentó un comportamiento similar al Gran Resistencia, si bien, sus tasas de empleo son superiores, la variación interanual fue mayor. El II trimestre de 2015 fue de 35,29%, mientras igual periodo de 2014 fue de 36,03%, esto representa una disminución de 0,6%. 

-          El promedio del país presentó un leve aumento comparado con igual periodo del año pasado. Registrando 40,69% en el II trimestre de 2015, mientras que en igual periodo del año 2014 fue de 40,50%, esto representa un incremento de 0,5%.  

oEn lo que respecta a individuos en situación vulnerable[4] se observó lo siguiente: 

-   El índice de empleo vulnerable, esto es, trabajadores por cuenta propia y trabajadores familiares auxiliares representó para el II trimestre del 2015 el 13,10% sobre la población económicamente activa. En tanto, para igual periodo del año anterior registró un valor de 16,70%. 

oEn relación al mercado informal, esto es, individuos que realizan alguna actividad económica sin declaración ante el fisco, se obtuvieron los siguientes resultados para el II trimestre de 2015. 

-   La tasa de informalidad laboral de los asalariados del Gran Resistencia fue de 27,95%, esta informalidad en hombres es de 28,52% y en mujeres una proporción menor, con un valor de 27,17%. 

    -  Se puede apreciar, que en los últimos seis trimestres la tasa de informalidad laboral de las mujeres asalariadas viene mostrando una mejoría, sin embargo, las tasas de actividad y empleo de esta porción de la población para dichos periodos no presentaron cambios significativos en el mercado laboral.

 

 

[1] Las tasas del mercado laboral son calculadas según la metodología utilizada por INDEC, para ver al respecto enhttp://200.51.91.245/argbin/RpWebEngine.exe/PortalAction?&MODE=MAIN&BASE=EPH_BASE_FINAL&MAIN=WebServerMain.inl

[2] Entendemos por tasa de actividad, al porcentaje entre la población económicamente activa y la población total. La EPH asume como parte de la PEA a todas las personas de 10 años y más que en un período de referencia corto tienen trabajo y aquellos que sin tenerlo están disponibles y buscan activamente un trabajo. Son parte de la PEA tanto los ocupados como los desocupados. EPH INDEC Conceptos de Condición de Actividad, Subocupación Horaria y Categoría Ocupacional pp.2.

[3] Entendemos por tasa de empleo, al porcentaje entre la población ocupada y la población total.  EPH INDEC Conceptos de Condición de Actividad, Subocupación Horaria y Categoría Ocupacional pp.3.

[4] Empleo vulnerable atañe a las personas con empleo que se encuentran en circunstancias relativamente precarias en función de la situación en el empleo. Estas situaciones se clasifican como vulnerables porque es menos probable que los trabajadores por cuenta propia y los trabajadores familiares auxiliarestengan una relación contractual formal y puedan acceder a prestaciones o programas de protección social, y porque corren un mayor riesgo de exposición a los ciclos económicos. Esta metodología es definida por la Clasificación Internacional de la Situación en el Empleo (CISE).